Dermolipectomía crural

Lifting de muslos

INDICACIONES:
Es el procedimiento encargado de eliminar porciones de piel y grasa, estirar y alisar la cara interna de los muslos, sitio frecuente de molestias y rozaduras en personas con desorden en la distribución de la grasa, obesidad, o pérdida de la visco elasticidad de la piel en esa zona, independiente del factor causal.

No está indicada en pacientes con cirugía previa de várices, enfermedades vasculares graves de los miembros inferiores, desorden hematológico o patologías mal controladas de fondo, como la diabetes.

PREPARACIÓN:
Historia clínica completa, se evalúa las necesidades de cada paciente de manera particular, se estima el volumen, la cantidad y extensión de la resección, se solicitan los exámenes paraclínicos y analíticas del caso. Se elabora un plan quirúrgico, se define la técnica, lugar de la cirugía, costos, tipo de anestesia, etc.

RIESGOS: Existen como en toda cirugía, minimizados por el hecho de ser programada, con todas las precauciones del caso. Puede haber hematomas y seroma que remiten espontáneamente. La infección es muy rara si se toman los antibióticos indicados y se realizan las medidas higiénicas y las curas con el debido esmero. Por la ubicación de los cortes y su proximidad con los pliegues de la ingle, los genitales y el ano hay que ser particularmente cuidadosos.

CIRUGÍA:
En posición ginecológica se realiza una incisión proximal en el pliegue de la ingle, que según la cantidad a resecar, puede extenderse hasta el surco inferior de los glúteos, y otra distal que establece el límite de la cantidad a extirpar. Luego se diseca una porción que será estirada y aproximada para, previa hemostasia, cerrar con puntos de sutura en 3 planos, el primero anclando el colgajo a la aponeurosis superficial de los músculos de la región.

POSTOPERATORIO:
Deberá permanecer acostada, boca arriba con las piernas separadas durante la primera noche, levantándose únicamente al sanitario. Seguramente tendrá un vendaje compresivo o una faja quirúrgica. La toma de los medicamentos indicados y la aplicación de frío local harán que se sienta confortable en éste primer periodo. Al día siguiente se realiza una primera curación retirando los apósitos y aplicando una solución yodada. En las siguientes 48 horas puede ir incrementando sus actividades dentro de casa.

De fundamental importancia son las curas con yodo tópico, el aseo y la higiene, sobre todo después de acudir al sanitario.

Antes & Después